120.00

Publicidad

Gobierno

Pablo Iglesias y María Jesús Montero: dos versiones sobre la subida de impuestos

La ministra de Hacienda y Portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, responde "como responsable del área fiscal"a una pregunta en la que Pablo Iglesias explicaba su postura favorable al impuesto a las grandes fortunas.

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, ha admitido que hay "debate" y "distintas propuestas" sobre los impuestos en el seno del ejecutivo, algo que ve "sensato, saludable y lógico". A su vez, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha subrayado que entre los miembros del Gobierno se está "de acuerdo" en el objetivo de reducir la brecha fiscal con Europa en materia de ingresos públicos, pero ha apuntado que los impuestos son solo el "instrumento" y hay "diferentes formas" de conseguir la meta, al tiempo que ha avanzado que está "a punto" de aprobarse la Ley contra el fraude fiscal.

Versión Pablo Iglesias

Así han respondido Iglesias y Montero en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en el que se ha dado luz verde al ingreso mínimo vital, al ser preguntados sobre la propuesta de Unidas Podemos de crear un impuesto a las grandes fortunas para recaudar unos 11.000 millones de euros. Iglesias ha subrayado que el PSOE y Unidas Podemos firmaron un acuerdo de coalición en el que se compartía la necesidad de un sistema fiscal "más redistributivo" y abordar la brecha de 7 puntos de ingresos en términos de "justicia fiscal" respecto a Europa, que sitúa a España en "desventaja". "En una situación como esta, con la crisis social y económica generada por la pandemia, el Gobierno no actúa con un piloto automático. Claro que hay un debate dentro del Gobierno y habrá propuestas diferentes", ha admitido Iglesias. En este sentido, ha defendido que en el Gobierno son "transparentes" a la hora de proponer medidas que consideran "más razonables y viables", y ha opinado que el debate sobre una fiscalidad no será "estrictamente" del ejecutivo, sino que se deberá producir también en la Comisión de Reconstrucción del Congreso. En este sentido, ha hecho hincapié en que hay que instaurar una fiscalidad que "permita cumplir mejor con la Constitución Española" y ha dicho ver "sensato y saludable en términos democráticos" y "lo lógico" que haya un debate interno sobre los impuestos. "Un Gobierno que no debate en una situación como esta no sería un Gobierno", ha añadido.

Versión ministra de Hacienda

Por su parte, la ministra y portavoz del Gobierno ha pedido la palabra para responder a la cuestión "como responsable del área fiscal", apuntando que en el Ejecutivo se está "de acuerdo" con el objetivo de que "aquellos que más tienen, más contribuyan" para conseguir un sistema fiscal "más progresivo y justo". Para conseguirlo, ha dicho que se puede llevar a cabo la revisión de figuras específicas ya existentes o la creación de nuevas, así como optar por una fórmula "híbrida" pero, en cualquier caso, "son cuestiones que para el área de Hacienda son instrumentales" porque "lo importante es conseguir el objetivo de superar el diferencial de recaudación con los países vecinos y que el sistema fiscal sea más progresivo". En todo caso, ha afirmado que hay una "clara" hoja de ruta firmada en el acuerdo programático y plasmada en el proyecto presupuestario en el que venían los "raíles" más importantes sobre los que debe "pivotar" la reforma fiscal. Entre otros, se proponía un tipo mínimo de 15% en Sociedades, un aumento del IRPF a las grandes rentas, un alza del 1% en Patrimonio o la equiparación de la gasolina y el diésel, entre otros. En esta línea, ha indicado que el sistema presenta "dificultades" respecto al rendimiento de determinadas figuras fiscales, como el Impuesto de Sociedades, al presentar menos ingresos que en 2008. Además, ha señalado que las pequeñas y medianas empresas comparativamente contribuyen más por este gravamen que los grandes grupos consolidados.

Publicidad