Caso ERE

La mayoría de los condenados por los ERE en Andalucía entran en prisión mientras Griñán sigue a la espera

Seis ex altos cargos de la Junta de Andalucía condenados en el caso de los ERE están ya entre rejas. Tenían de plazo hasta la media noche del lunes para presentarse voluntariamente en prisión. El expresidente José Antonio Griñán podrá esperar por motivos de salud.

Publicidad

La entrada en prisión de los condenados por malversación en el caso de los ERE ha arrancado la agenda judicial de este 2023. Seis ex altos cargos de la Junta de Andalucía tenían hasta la medianoche de este lunes 2 de enero para presentarse en la cárcel pero la mayoría han apurado las últimas horas en libertad. Tan solo la exconsejera Carmen Martínez Aguayo lo hizo antes de terminar diciembre. Martínez Aguayo ingresó en la cárcel de mujeres de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) cuatro días antes de Nochevieja para cumplir seis años de condena.

Los primeros en ingresar este lunes han sido el exconsejero José Antonio Viera y el exviceconsejero Antonio Fernández García. Viera ha elegido la centro penitenciario de Huelva para arrancar su pena y Fernández García la prisión gaditana de Puerto III. Los dos antiguos responsables de la cartera de Empleo están sentenciados a más de siete años de cárcel y casi dos décadas de inhabilitación cada uno.

Otros tres ex altos cargos socialistas han apurado prácticamente hasta el límite. Han esperado hasta la tarde para presentarse en la prisión Sevilla I, acompañados por una decena de familiares. Son el ex consejero de Innovación Francisco Vallejo, el exviceconsejero -también de Innovación- Jesús María Rodríguez Román, y el ex director general de IDEA Miguel Ángel Serrano. La Audiencia de Sevilla rechazó en noviembre suspender la ejecución de sus penas impuestas por el Tribunal Supremo y les dio en diciembre un plazo de 10 días para empezar a cumplirlas voluntariamente. Desde este lunes -día límite impuesto por la Audiencia sevillana- pasan entre seis y siete años privados de libertad.

El expresidente José Antonio Griñán, a la espera

El fallo del caso de los ERE sentenció en total a nueve ex altos mandos socialistas de la Junta de Andalucía. Sin embargo, tres de ellos han evitado por el momento la cárcel. Entre estos está el expresidente andaluz, José Antonio Griñán. Griñán no tendrá que entrar en prisión hasta que la Audiencia de Sevilla tenga en su mano un informe médico del Instituto de Medicina Legal sobre el estado de salud.

La defensa del expresidente reiteró hace semanas la solicitud para suspender su condena amparándose en la enfermedad que padece el expresidente. Se trata de un cáncer de próstata que, defienden, no podría tratarse en prisión. Ante esta circunstancia, la Audiencia solicitó informe forense que determine si el tratamiento que debe seguir Griñán para curarse de su enfermedad es compatible o no con su estancia en prisión.

También han evitado la prisión, el ex viceconsejero de Empleo Agustín Barberá que, como Griñán está a la espera de un informe médico a causa de una enfermedad grave, y el ex consejero de Empleo Juan Márquez. En su caso, tiene suspendida su condena porque el Supremo la rebajó a tres años.

Publicidad