Publicidad

Cataluña

Los daños de los altercados en Barcelona en defensa de Pablo Hasél ascienden a 128.000 euros

Además de mobiliario urbano, los manifestantes también destrozaron algunos comercios y entidades financieras.

La cuarta noche de duras protestas en Cataluña por la entrada en prisión del rapero Pablo Hasél ha provocado daños que ascienden a más de 128.000 euros.

Un total de 23 contenedores y 950 metros cuadrados de pavimento fueron quemados en los disturbios de este viernes por la noche en Barcelona.

La mayoría de esos daños se dieron en Pla de Palau, Ramblas y calle Pelai de la ciudad. El coste de los contenedores se ha estimado en 34.000 euros, la reposición del pavimento, en 60.000, y los trabajos de los equipos de limpieza, en 33.500.

Los violentos han provocado destrozos en comercios, sobre todo, en el Borne y en los alrededores de la plaza de Catalunya, y han arrasado varias terrazas de bares de la Ramblas, cuyo mobiliario y jardineras ha quedado esparcidos en la calle, e incluso han quemado sillas de locales de restauración de este emblemática vía catalana, que han utilizado después como barricadas.

Asimismo, han saqueado varios de los comercios, entre ellos, algunos del Triangle y una conocida tienda de material deportivo en la calle Canuda, después de haber destrozados por completo los escaparates.

Tras estos incidentes por cuarta noche consecutiva, la alcaldesa de Barcelona Ada Colau ha defendido en su cuenta de twitter que defender la libertad de expresión "no justifica en ningún caso destrozar todo tipo de mobiliario, asustar a los vecinos, perjudicar comercios afectados por la crisis o atacar medios de comunicación".

Colau ha expresado también todo su apoyo a los cuerpos de seguridad y a los servicios de emergencia que "trabajan para evitar males mayores".

Otras de las ciudades en las que también han habido protestas han sido Girona, Tarragona y Vilafranca del Penedès (Barcelona).

Publicidad