Publicidad

España

Pablo Iglesias mantiene su comparación de Puigdemont con los exiliados republicanos del franquismo

Siguen las críticas contra Pablo Iglesias por comparar a Carles Puigdemont con los exiliados del Franquismo. El vicepresidente segundo del Gobierno no se retracta: "No me voy a sumar a la criminalización del independentismo".

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, no se ha retractado de sus declaraciones en las que equiparó la situación de los exiliados republicanos del Franquismo con la del expresidente catalán, Carles Puigdemont. Iglesias ha incidido en que no quiere contribuir a la "criminalización" del independentismo.

"Claro que los contextos históricos son diferentes, eso es indiscutible. Pero también les digo que no me voy a sumar a la criminalización del independentismo vasco y catalán. No soy independentista, y no quiero que Cataluña se vaya de España, pero soy demócrata y defiendo el diálogo", ha reflexionado el vicepresidente segundo.

Diferente "contexto histórico"

Por tanto, Iglesias ha reconocido, antes de participar este martes en la Conferencia de Embajadores que se celebra desde ayer en la Casa de América, que los "contextos históricos" que motivaron el exilio republicano español y la marcha de Puigdemont son diferentes.

Considera "llamativo" que "fuerzas políticas y mediáticas que han estado en contra de la Ley de Memoria Histórica se acuerden ahora de los republicanos españoles", el vicepresidente ha rechazado que le puedan dar "lecciones" y ha aprovechado para recordar que estos partidos "impiden" que se investiguen en el Congreso los "supuestos delitos" del rey Juan Carlos.

No ha querido responder el también líder de Unidas Podemos a las exigencias de rectificación de formaciones de izquierda y las asociaciones memoralísticas que agrupan a familiares de los republicanos españoles que tuvieron que huir durante la Guerra Civil y la posguerra para escapar de la represión de la Dictadura.

Sobre los reproches recibidos de las asociaciones memorialísticas se ha limitado a apuntar que "todas las críticas hay que aceptarlas con deportividad" y ha subrayado que "el compromiso" de Podemos con la memoria de antifascistas y exiliados "no está en cuestión".

Recuerda a su abuelo

También ha recordado Pablo Iglesias a su abuelo, condenado a muerte y encarcelado "por republicano y antifascista"; a su padre, "que estuvo en la cárcel por republicano"; y a su madre, que "militó en la clandestinidad", para recalcar que no acepta lecciones "de los que en este país gobiernan con los que reivindican los gobiernos terroristas de la dictadura".

Publicidad