120.00

Publicidad

Adiós a la LOMCE

Nueva Ley de Educación: prioridad a la enseñanza pública, adiós a las reválidas y religión sin nota

El Gobierno ha aprobado otra vez la nueva ley de Educación, que tenía preparada desde la anterior legislatura y que no pudo tramitar en las cámaras.La 'Ley Celaá' sustituye a la LOMCE, prioriza la enseñanza pública, se olvida de las reválidas y deja la religión sin nota.

La ministra de Educación, Isabel Celaá, ha afirmado que el "destinatario universal" de la reforma educativa es el alumnado, sobre el que no habrá "segregación" ni en el acceso ni a la salida del sistema educativo, y ha destacado que no se puede segregar a ningún niño por "razones socieconómicas" u otras causas. Lo ha dicho en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, que ha aprobado el proyecto de Ley Orgánica de modificación de la LOE (Lomloe) -conocido también como "ley Celaá"- con el mismo texto al que dio luz verde el pasado 15 de febrero, cuando no pudo pasar a su debate parlamentario tras la convocatoria de elecciones generales. Celaá ha continuado enfatizando: "Hay que avanzar eliminando la segregación; esto es clave, es una cuestión muy, muy importante". "Ningún niño o niña puede ser segregado al amparo de esta ley ni por razón de su posición socioeconómica ni por ninguna otra causa", ha continuado la ministra, y ha explicado que todo esto significa que "hay que tratar entre todos los centros sostenidos con fondos públicos las necesidades que requieren más esfuerzo en el sistema". "No vamos a avanzar a través de medidas proteccionistas a la educación en su conjunto sino a través de inyecciones de calidad" y toda la ley "incorpora elementos de calidad potentes, robustos para mejorar la educación pública, el sector importante de concertada que la acompaña", ha añadido. Ha recordado, a preguntas de los medios, que la Lomloe respeta la Constitución y las sentencias del Tribunal Constitucional respecto al castellano y se fija que "al final de la enseñanza obligatoria todos los alumnos de este país tendrán conocimiento y capacidad de uso del castellano, lengua oficial del Estado y de la lengua cooficial de su respectiva comunidad conforme al estatuto vigente". Sobre los centros que separan por sexo a los alumnos, Celaá ha comentado que el documento propone que "preferentemente se concertará a los centros" que no lo hacen.

A la ministra de Igualdad, Irene Montero, presente en la rueda de prensa del Consejo de Ministros, se le ha preguntado su opinión sobre la reforma educativa y se ha limitado a contestar: "No tengo nada que añadir a lo que ha dicho la ministra de Educación". Por otra parte, Celaá ha aseverado que la nueva norma hará hincapié en la educación Infantil de 0-3 años ya que de 3-6 años ya está prácticamente cubierta. Ha asegurado que en un año el Gobierno presentará un modelo de carrera docente que incluirá la formación inicial del profesorado, que es "el alma de la educación", y ha asegurado que ya se está trabajando con las facultades. Como ya anunció en la Comisión de Educación del Congreso, Celaá ha propuesto que los nuevos docentes pasen un año en un centro educativo acompañado de otro docente para mejorar el periodo de prácticas.

Las novedades

  • Pone el acento en la educación pública "inclusiva, de calidad y personalizada".
  • Entre sus objetivos está intentar reducir el alto número de repetidores (la cifra triplica la media de la OCDE). La nueva norma especifica que si un estudiante tiene que repetir sea una decisión colegiada de todo el equipo docente. Se podrá acceder al título de Bachillerato con un suspenso (uno solo).
  • Se eliminarán las reválidas (habrá evaluaciones de diagnóstico en 4º de Primaria y en 2º de la ESO).
  • También los itinerarios, que implican a los alumnos decidir su camino escolar en función de las asignaturas.
  • En las comunidades con lengua propia, la competencia del Estado será del 65% mientras que en el resto de las comunidades será del 55%.
  • La prueba de acceso a la universidad, de momento, no se cambiará (no se puede hacer a mitad de curso). Isabel Celaá sí descarta realizar una única EvAU en todo el territorio español debido a las competencias que tienen las autonomías.
  • Religión no contará para nota media. Se seguirá ofreciendo en las escuelas, pero los alumnos que no la escojan no tendrán asignatura alternativa. Harán "otra cosa", que todavía está sin especificar. Todos los estudiantes cursarán una asignatura de valores cívicos y éticos.

¿Los centros concertados?

La prevención de la violencia machista, las competencias digitales, la autonomía de los centros y la atención personalizada (implica una considerable inversión económica para tener profesores de apoyo que se ocupen de los alumnos con dificultades) están también en la nueva norma.

El ministerio insiste en que la escuela concertada –al menos la que no segrega por sexos- "no tiene nada que temer" con la nueva ley. Entre los objetivos del ministerio está expandir la escolarización de 0 a 3 años y convertir la Formación Profesional en unos estudios de primer nivel académico.

Publicidad