120.00

Publicidad

Feminismo

Cayetana Álvarez de Toledo se siente "feminista amazónica" y no irá a la manifestación del 8M

La portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, no irá a la manifestación del 8M, aunque sí irán representantes de sus partido. Ella defiende otro tipo de feminismo que ha llamado "amazónico" y ha explicado en qué consiste.

La portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, ha asegurado que "no hay una idelogía machista" que decida que las mujeres se sometan por el hecho de ser mujeres, algo que además es "especialmente falso" en el caso de España. En la rueda de prensa tras la Junta de Portavoces, se ha definido como "feminista amazónica" y ha justificado la participación de su partido este año en las manifestaciones del 8M, aunque ella no acudirá a ninguna, porque hay muchas maneras de enfocarlo, no como una "protesta contra los hombres" sino como una "celebración" de los logros conseguidos.

Así, ha rechazado la "idea falsa" de que las mujeres nacen víctimas y ha asegurado que, tras la modernización de los últimos 40 años, "antes de la llegada de Calvo y Montero al poder", España es "uno de los mejores países para nacer mujer". Álvarez de Toledo ha criticado la "victimización" y "colectivización" que cree que impone el movimiento feminista y ha reprochado que ni la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ni la ministra de Igualdad, Irene Montero, pueden hablar en su nombre por el hecho de ser mujeres. "Por qué tienen que hablar en mi nombre porque yo nací con los mismos órganos que ellas. Tengo más en común, como es evidente, con Echániz (diputado del PP) que con la señora Montero", ha aseverado, tras reclamar que no la metan en un "bloque monolítico granítico llamado mujeres". Así, ha instado a hacer "un ejercicio colectivo de neutralidad" para ver lo que han avanzado las mujeres en los últimos 40 años, "de la España de Marisol a la España contemporánea", en la que pueden elegir "libremente" y las hijas "no nacen víctimas".

La portavoz popular también ha criticado el anteproyecto de ley orgánica de Garantía Integral de Libertad Sexual, aprobado en el Consejo de Ministros, de la que ha dicho desconocer en qué consiste exactamente, pero, según lo avanzado por los medios, le parece "una chapuza". Ha apuntado que, en todo caso, "no es de libertad sexual" y que ha servido para constatar que "medio Gobierno considera que la otra mitad es incapaz de redactar una ley", que consiste en "un corta y pega de manuales de reivindicación 'queer'", y "lo más probable" es que el PP lo enmiende en su totalidad cuando llegue al Congreso

Publicidad