889.002333

Publicidad

Coronavirus

Arancha González, ministra de Exteriores, señala que "España no ha sido confusa, ha sido consistente con sus decisiones"

La ministra de Exteriores Arancha González ha pedido "calma ante los juicios express" sobre si habrá consecuencias penales por permitir la manifestación del 8-M durante el coronavirus.

La ministra de Exteriores, Arancha González Laya, ha señalado en Espejo Público que "se necesita un poco de calma y tranquilidad" al preguntarle sobre si habrá consecuencias penales por la manifestación del 8-M durante el coronavirus.

"Dejar que cada una de las instituciones de nuestro país haga su labor, que la justicia haga su labor, que el Gobierno haga su labor, que la oposición haga su labor y que los medios de comunicación hagan la suya. Creo que si nos calmamos un poquito y dejamos que cada uno haga su labor, y no nos anticipamos y no hacemos juicios rápidos que, a veces, se hacen de manera incorrecta. Creo que nos va a ayudar a entender si funcionó o no funcionó y si hay que ver responsabilidades, así sean sanitarias o del tema que sea”.

"Yo voy a predicar con el ejemplo y no voy a juzgar ni decir quién entra o no. Yo solo digo que necesitamos un poquito de calma y que las instituciones hagan su labor y que podamos diferenciar el plano sanitario del plano puramente político o económico".

Fin de la cuarentena a los que venga a España

El Gobierno anunció que levantará en julio la cuarentena de 14 días a los que lleguen al país y se deberán seguir unos protocolos que como señala González Laya consistirán "en que sean lo más comunes a nivel europeo para facilitar el movimiento de personas a través de nuestras fronteras y facilitar la labor a las empresas turísticas que trabajan en diferentes países y que necesitan unas reglas claras. Nosotros preferimos seguir la llamada de la CE que nos pide coordinación y cooperación”. Qué propone el Gobierno para dichos viajes, a esto explica que "a nosotros nos sería más útil que el centro europeo de control de pandemias quien elaborase una metodología para definir que es un territorio “seguro”, para que cada país no tuviera su definición".

Madrid y Barcelona han pasado a la fase 1 de la desescalada teniendo 35 contagios cada 100.000 habitantes a lo que Laya responde que "España se encuentra en la desescalada a la nueva normalidad".

"España tiene grandes limitaciones a la movilidad dentro del territorio y que todavía no hemos acabado la fase de la desescalada. Estamos en esta final de la maratón que estamos corriendo contra el coronavirus. La CE nos ha dicho que esa movilidad no solo es con países, puede ser entre territorios, pero necesitará una serie de mecanismos para controlar que esa movilidad se hace entre territorios seguros", señala González.

"España no ha sido confusa, ha sido constante en sus decisiones", afirma la ministra sobre si otros países europeos nos llevan ventaja sobre abrir sus puertas a los extranjeros tras el coronavirus.

Publicidad