El día mundial del skate en Bogotá se convirtió en un auténtico caos en el que los patinadores se enfrentaron a la Policía y de que dos agentes atropellaran a una pareja de skaters. La acción derivó en una multitudinaria batalla campal con decenas de patinadores y siete agentes heridos.