Idean nave espacial que permitiría viajar a Marte en semanas

Publicidad

Espacio

Crean una nave espacial que permitiría llegar a Marte en solo un mes

Gracias a la creación de un motor que usa fusión nuclear, los viajes interplanetarios se podrían reducir de meses a semanas.

Si hace unas semanas el rover 'Perseverance' de la NASA tocaba suelo marciano tras siete meses viajando por el espacio, ahora, un grupo de científicos de la Universidad de Wisconsin (Estados Unidos), bajo el liderazgo de la doctora Fátima Ebrahimi, han creado un motor de fusión que permitiría viajar de la Tierra a Marte en un mes.

Este motor podría reducir los viajes interplanetarios de meses a semanas, al alcanzar los 300 kilómetros por segundo, es decir, los 20.000 kilómetros por hora. De esta manera, las naves se impulsarían hasta 10 veces más rápido que con los motores de propulsión actuales, según explica en su web el Laboratorio de Física del Plasma de esta universidad.

"Llegué a esta idea en 2017, mientras meditaba sobre las similitudes entre el tubo de escape de un coche y las partículas de alta velocidad creadas en el 'National Spherical Torus Experiment'", un dispositivo de fusión magnética creado en la Universidad de Princeton, cuenta Ibrahima al diario científico 'Journal of Plasma Physics'.

La clave de este motor de fusión es que utiliza la reacción para propulsar la nave. El motor se podría fabricar con tecnología existente y sin la necesidad de poner las 23.000 toneladas de un 'tokamak' en el espacio. El 'tokamak' es un reactor cuyo objetivo es obtener la fusión de partículas de plasma para crear grandes cantidades de energía, mediante la unión de dos núcleos de átomo que forman otro núcleo más pesado, de modo que se libera una gran cantidad de energía, según se explica en la web del Consejo de Seguridad Nuclear en España.

Además, la velocidad de este motor de fusión nuclear no solo sería una ventaja a la hora de enviar al ser humano más lejos de lo que se ha hecho hasta ahora, sino también se ahorraría energía, se reducirían las necesidades logísticas de los viajes (agua, comida…) y los astronautas no estarían expuestos durante tanto tiempo a la radiación solar y cósmica que impregna casi cualquier nave espacial.

Publicidad