Publicidad

LAS PUÑALADAS LA DEJARON EN SILLA DE RUEDAS

Piden 15 años por una agresión por celos

La víctima cuidaba a una mujer cuyo hijo había mantenido una relación con la acusada

Ibán Padrón | Alexis Pulido | Canarias
| 05.02.2019 20:02

Las heridas la han dejado sin visión en un ojo

Le asestó tantas puñaladas que la dejó prácticamente ciega y en silla de ruedas. Una mujer de 24 años se enfrenta a una condena de 15 años de prisión por agredir a otra por la que, según ha declarado, sentía celos. La víctima trabajaba como cuidadora de una mujer cuyo hijo fue el centro de la disputa.

Es Desirée antes de sufrir la agresión, a principios de 2017. En esta otra imagen muestra las secuelas de aquel fatídico 30 de abril del mismo año. En silla de ruedas, paralizada en la mitad de su cuerpo, sin visión en uno de sus ojos y una pérdida del 50% en el otro. Son las consecuencias de unos hechos ocurridos aquí, en este edificio de la calle Prudencio Morales, donde trabajaba la víctima como cuidadora. Su presunta agresora la esperó aquel día en el portal y la agredió casi sin mediar palabra.

Agresora y agredida no se conocían personalmente. La víctima cuidaba a una mujer cuyo hijo había mantenido una relación con la acusada. La acusada sentía celos de la víctima porque él le decía que había contratado a una mujer más guapa que ella. La presunta agresora ha admitido los hechos aunque afirmó no recordar nada de lo ocurrido aquel día.

Los agentes de policía que acudieron al lugar de los hechos relatan así la escena que encontraron.

La Fiscalía pide para la acusada 15 años de prisión además de las indemnizaciones correspondientes en concepto de responsabilidad civil.

Publicidad