Por desgracia en los tiempos que vivimos una separación o divorcio ha pasado de ser algo excepcional a algo habitual en el contexto de las familias. Esta realidad no pasa desapercibida para los niños que viven en esas familias. Cómo prepararlos, y cómo afrontar esta situación con ellos, a veces se hace imprescindible para evitar que esa nueva realidad les afecte negativamente, o les afecte lo menos posible. Para los pequeños de la casa, todo es poco y en esta cuestión, está máxima no debe ser una excepción. A buen seguro que os resultará al menos muy interesante. Os dejo con José Antonio. Gracias como siempre por vuestra atención.