Alma Cortés ha revelado a través de su canal cómo es su día a día. La hija de Raquel Bollo va a la universidad, su novio la recoge en la facultad para comer juntos en casa, él le prepara la comida mientras ella toma el aperitivo, luego se va a una reunión de trabajo… ¡Hasta aquí todo bien!

Pero conforme va pasando el día, a Alma se le va haciendo más cuesta arriba. El cansancio comienza a hacer acto de presencia y también es muy proclive a las náuseas, los típicos síntomas del embarazo.

Aun así la joven no pierde la sonrisa y es que, pesar de que cuando por fin confirmó la noticia tras meses de rumores confesó que a su familia le costó asimilar la noticia, ahora todos están muy felices con la llegada del bebé.

Ahora tiene ya su casita preparada para cuando forme su familia junto a su chico. De hecho esta misma semana enseñaba algún que otro rincón de la misma.

Seguro que te interesa...

La promesa que la hija de Raquel Bollo le hizo a su madre cuando se enteró de que estaba embarazada