El pasado 19 de mayo Meghan Markle y el príncipe Harry celebraban su segundo aniversario de boda en Beverly Ridge (Los Ángeles), donde se instalaron para iniciar una nueva vida.

Pero hay buenos momentos que no quieren olvidar de su vida anterior y uno de ellos es el día de su boda, de la que medio mundo se hizo eco.

Dos años después, la pareja ha celebrado este especial enlace y la ex actriz ha querido tener con el Duque de Sussex un importante regalo que se había mantenido en secreto en todo momento, hasta ahora.

El año pasado, Harry le regaló a Meghan un anillo con gemas idénticas y ella le regaló a él el discurso de su boda enmarcado.

Sin embargo, este año ha sido muy diferente. Tal y como ha revelado el Daily Mail, la pareja hizo una videollamada con sus amigos y varios miembros de la familia mientras degustaban comida mexicana y bebían margaritas. Además, como regalo se intercambiaron piezas de algodón, un material que simboliza la resistencia de su unión.

...

Seguro que te interesa...

Meghan Markle y el príncipe Harry cumplen con el trato económico que hicieron con la reina Isabel II