Meghan Markle y el príncipe Harry decidieron desligarse de la Casa Real Británica para llevar su vida privada de la mejor forma posible. Pero si en un principio se pensaba que se instalarían en Canadá, poco después, justo antes del confinamiento, pusieron rumbo a Los Ángeles, que será, según parece, su residencia definitiva.

Allí se han encontrado con muchísimos vecinos famosos que no han dudado en darles la bienvenida, entre ellos Adele, a la que ya conocieron hace un año y medio durante una cena benéfica.

Según ha revelado una fuente al Daily Mail, la cantante ha asesorado a los Sussex sobre los mejores lugares para esquivar a la prensa así como los centros escolares para el pequeño Archie.

Y es que Meghan está encantada con la discreción con la que lleva Adele su vida pese a ser una artista tan reconocida a nivel mundial. Era el pasado mes de septiembre cuando la cantante ponía fin a su matrimonio con Simon Konecki, fruto del cual nación su pequeño Angelo, que tiene ahora cuatro años, y que siempre ha mantenido alejado del foco mediático.

Seguro que te interesa...

El entrenador personal de Adele defiende a la cantante tras las críticas recibidas por su enorme pérdida de peso