Cressida Bonas estuvo saliendo con el príncipe Harry entre 2014 y 2016. La pareja estaba muy enamorada, pero las continuas presiones a las que se veía sometida por estar con alguien de la realeza británica fue la punta del iceberg que le llevó a tomar la decisión de romper.

La ahora actriz fue una de las invitadas al enlace de su ex y Meghan Markle, pero siempre ha sido discreta a la hora de pronunciarse sobre ellos. De hecho en una entrevista al suplemento ES declaró: "Jamás me posicionaría al respecto porque estaría completamente fuera de lugar. Quiero centrarme en mi trabajo, y también lo digo por respeto. ¿Cuál es la expresión que estoy buscando? ¿Cómo me sentiría si cambiaran las tornas y fuera un ex mío el que hablara de mi vida?".

A pesar de sus palabras, no pudo evitar añadir que "la vida puede resultar extraña viviendo a su sombra", recordando así aquella época en la que se mantuvo constantemente a la sombra de Harry y durante la cual no lo pasó nada bien.

Ha luchado mucho por quitarse la etiquete de la ‘novia de’ y no le gusta nada que le sigan preguntando por su ex, sobre todo ahora que está comprometida con un antiguo compañero de universidad llamado Harry Wentworth-Stanley.

Seguro que te interesa...

El nuevo y más furo golpe del padre de Meghan Markle a su hija