Paulina Rubio y Colate luchan desde hace tiempo en los juzgados por la custodia de su hijo, Andrea Nicolás. Una dura batalla judicial que vuelve a ocupar las portadas.

Y es según las últimas informaciones, la cantante se habría sometido de forma voluntaria a un test de drogas y habría dado positivo en una de ellas: THC. Fuentes cercanas a la cantante aseguran que este positivo se debe a que la cantante habría consumido marihuana antes de un concierto en febrero en California, donde sí está permitido el consumo de esta sustancia y nunca delante de su hijo.

Tras conocerse esta noticia, Colate no ha dudado en pronunciarse y ha concedido sus primeras declaraciones al programa de Imagen Televisión.

"Nadie le ha pedido que se haga un análisis de drogas, me ha parecido que la audiencia fue absurda. He sacrificado muchas cosas para que mi hijo tenga a su papá y a su mamá cerca y así voy a seguir", confiesa Colate.

El próximo 22 de julio, Colate y Paulina volverán a verse las caras en el nuevo juicio que se celebrará y donde se verá cómo ha afectado este test en la decisión del juez.