Hace unos días salía a la luz el fin de la relación de Katy Perry y Orlando Bloom después de un año de amor. Sus representantes fueron los encargados de informar al mundo de la ruptura y ahora ambos continúan con su vida por separado, marcada por sus compromisos profesionales.

La cantante ha reaparecido ante los medios después de poner fin a su noviazgo en los iHeard Radio Music Awards 2017, donde lució su nuevo look del que había presumido días antes en las redes sociales. Un cambio de lo más radical para el que se ha inspirado en Miley Cyrus y Scarlett Johanson, dos ejemplos de feminidad y belleza para ella, tal y como ha declarado. Katy se ha cortado el pelo muy corto y se ha decantado por el rubio platino.

Con este nuevo look deslumbró sobre la pasarela, aunque olvidó un pequeño detalle. Y es que los restos de comida que tenía en sus dientes restaron protagonismo a su nueva melena corta y a su vestido con toques dorados. La artista posó de lo más sonriente ante las cámaras sin saber que tenía restos entre los dientes, pero al ver las imágenes posteriormente y descubrir lo que había pasado mandó un mensaje por las redes sociales mostrando su indignación con los compañeros y amigos con los que estuvo en la gala.

"Ahora mismo estoy aceptando solicitudes para encontrar amigos de verdad a los que no les dé miedo decirme que tengo algo de quinoa entre los dientes", escribió en su perfil de Instagram junto a una foto recortada donde se ve su sonrisa con los restos de comida.