A punto de convertirse en padre de su primer hijo junto a Cheryl Cole, Liam Payne ha protagonizado uno de sus posados más sexys hasta el momento para la revista Rollacoaster de Reino Unido.

Pero parece que este posado de sexy tiene muy poco para algunos, y es que segundos después de que Liam publicase la imagen de la portada en su cuenta personal de Instagram, fueron muchos los que se cebaron con la imagen.

Aunque al principio parece una foto sin más, en ella se puede ver como Liam también se ha convertido en una nueva víctima del Photoshop, y para prueba de ello su pecho sin pezones. ¿Dónde se dejaron los pezones de Liam?