La última vez que pudimos ver a Adele fue en un post que compartió la cantante con todos sus seguidores de Instagram con motivo de la boda del príncipe Harry y Meghan Markle. La cantante, que nació en la ciudad inglesa de Tontenham, aparecía vestida para la ocasión y brindó para celebrar el enlace.

Desde entonces poco o nada se había sabido de Adele, hasta este fin de semana cuando los fotógrafos pudieron inmortalizar a la cantante saliendo de cenar de un famoso restaurante de Malibu junto a su marido Simon Konecki.

La intérprete de 'Rolling in The Deep' no debía de estar para muchas fotos porque salió del restaurante por la puerta de atrás y poniéndose su bufanda en la cara para evitar que la pudieran reconocer.

Unos días antes, la pareja disfrutó junto a su hijo Angelo de dos años, del primer concierto de la gira 'Reputation Tour' de Taylor Swift que se celebró en la ciudad de Los Ángeles.

En las fotos, publicadas por el Daily Mail la actriz aparece visiblemente mucho más delgada. Desde hace un tiempo, Adele ha bajado de peso y se ha cuidado más debido a un problema que sufrió en las cuerdas vocales y que la han mantenido alejada de los escenarios.