La Policía Nacional ha detenido a tres personas de 26, 32 y 69 años por estafar a empresas con el montaje de conciertos en España, entre ellos, el que en julio de 2016 ofreció el cantante Marc Anthony en Benidorm.

Los supuestos delitos de estafa y falsedad ascienden a un total de 530.000 euros, ya que los imputados crearon una empresa como filial con otra sede en Holanda, a través de la que utilizaron pagarés sin fondos y avales ficticios emitidos por un valor de 230.000 euros. Además, también subcontrataron a otra compañía para que se encargara del sonido y la iluminación, por importe total de 300.000 euros.

Cuando las empresas proveedoras intentaron cobrar descubrieron que los pagarés no tenían fondos, y que los avales y documentos que les habían presentado los tres detenidos eran falsos, ya que habían usado fraudulentamente el sello de un notario alicantino.