Blas Cantó ha decidido utilizar sus redes sociales para denunciar una triste situación que presenció recientemente en el aeropuerto entre padre e hijo.

Un momento que ha compartido con todos sus seguidores a través de un extenso hilo de Twitter donde explica con todo lujo de detalle la dura escena de la que fue testigo. A pesar de no ser la víctima, ha querido condenar este tipo de conductas que nos hacen ser "prisioneros del miedo".

La falta de sensibilidad del padre cuando su hijo pregunta por su amigo y le acusa de estar enamorado de él ha hecho llorar al artista de impotencia. "El niño puso cara de terror. Se ha quedado paralizado, y tímido, ha alcanzado a decirle: 'Déjame en paz...'". "La cara de ese niño se me ha quedado grabada a fuego", ha asegurado el artista.

Tras esta desagradable situación, el cantante ha declarado que intentó tener un detalle con el menor: "Al llegar al avión, le he regalado mi gorra. Y cuando se ha ido, me he puesto a llorar de la impotencia".

El ex integrante de 'Auryn' ha concluido su hilo demandando una educación basada en "el amor y la libertad". "Esas cosas se quedan en nuestro corazón para siempre, y nos hacen prisioneros del miedo", ha sentenciado.