Celebrities » Pop

EL CANTANTE TENÍA PREOCUPADOS A SUS SEGUIDORES

Blas Cantó se sincera sobre el problema que está afrontando durante la cuarentena

Blas Cantó preocupó mucho a sus seguidores cuando canceló su presencia en la fiesta previa a Eurovisión que este año se hizo de forma virtual. Una situación que el propio artista ha querido explicar a través de un sincero mensaje en su perfil de Instagram.

Blas Cantó durante una actuación

Gtres Blas Cantó durante una actuación

Publicidad

Blas Cantó generó gran preocupación entre sus seguidores cuando canceló su presencia en la fiesta previa a Eurovisión que este año se hizo de forma virtual debido a la crisis sanitaria por el coronavirus. Es más, el cantante cerró su cuenta de Twitter, algo que generó mucha inquietud y por lo que ahora ha querido sincerarse con un mensaje en su perfil de Instagram.

"Soñaba con interpretar en grandes escenarios, pasé por concursos que me hacían soñar a lo grande, y un día, uno de esos sueños se hizo realidad: Eurovisión. Tan real como el vestido de Cenicienta… pero en algún momento dieron las doce y yo no me di ni cuenta", comienza diciendo Blas.

Fue a partir de ahí cuando empezó a encontrarse mal: "Y por más que trato de pensar en qué sucederá en 2021, es tanta la angustia que siento ahora que no puedo pensar con claridad. Todo esto sucedió fuera de mi casa, y como tantas personas que están pasando por lo mismo, la sensación de agobio fue cada vez mayor".

Y entonces comenzó a notar los síntomas: "Llegó el insomnio, el mal humor, la tristeza, ronchas en la piel, afonía, hormigueos en mis manos, dificultad respiratoria, mareos… Aun así, seguí cumpliendo con todos los compromisos que, con gusto, siempre atiendo, pero a medida que pasaba el tiempo mi ansiedad fue creciendo".

De ahí que señale que necesitaba parar, sobre todo porque ya conocía esos síntomas de una situación anterior que le sucedió en 2015 cuando formaba parte del grupo Auryn: "Recuerdo en 2015 que habíamos tenido una firma de discos, en la noche me desperté a las 5 de la mañana, temblando y con 38,5 de fiebre. Llamamos a un médico y después de hablar con él un buen rato, me hizo entender que mi mente estaba al límite. Y mi cuerpo avisaba".

Blas además ha querido pedir perdón y lamenta haber preocupado a los suyos: "Y lo que más me duele: el sufrimiento que le causa a mi familia, amigos, fans y compañeros de trabajo".

Seguro que te interesa...

Blas Cantó llora de impotencia al vivir una escena entre padre e hijo

Publicidad