Tras los muchos rumores que han surgido que aseguraban que Ariana Grande había roto con Mac Miller porque había comenzado una relación con el cómico Pete Davinson y después de que un usuario de Twitter asegurase que lo que le estaba pasando a Mac Miller era "la cosa más desgarradora que está pasando en Hollywood", Ariana ha decidido pronunciarse.

"No soy una niñera ni una madre y ninguna mujer debería sentir que debe serlo. Lo he cuidado y he intentado apoyarlo en su sobriedad y recé por su estabilidad durante años (y siempre lo haré), pero avergonzar y culpar a las mujeres por culpa de la incapacidad de un hombre para librarse de su mierda es un gran problema. Dejemos de hacerlo, por favor. Yo no conté lo duro y siniestro que era cuando estaba ocurriendo, pero lo fue", explicaba la cantante tras las muchas acusaciones.