Ayer fue la final de la Super Bowl que cumplía 50 años y muchas han sido las celebrities que han querido compartir con sus fans ese gran momento. Así algunos lo hicieron desde el mismo campo de juego, mientras que otros lo vivieron desde sus casas.

David Beckham y su hijo Brooklyn se fotografiaban juntos con las entradas al partido antes de entrar al estadio. Lo mismo que hizo Nina Dobrev con el cartel de la Super Bowl.

Otros llegaron a bajar hasta el mismo campo y lo gozaron al máximo sintiéndose por unos momentos como los mismísimos jugadores. Este es el caso de Alessandra Ambrosio, Kate Hudson y su hermano Oliver o Catherine Zeta-Jones.

Por otra parte, famosos que lo vieron desde su casa fueron Eva Longoria, que hizo una gran fiesta con sus amigos, o el mismo Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, y su mujer Michelle, que lo vieron en el Despacho Oval de la Casa Blanca.