La gala de los Premios Grammy 2017 ha dado mucho de qué hablar y dos han sido las grandes protagonistas de la noche, por un lado Beyoncé y su reaparición estelar sobre el escenario mostrando embarazo, y por otro Adele quien arrasó al llevarse cinco galardones.

Aunque la británica también protagonizó un momento bastante incómodo en su segunda actuación de la noche. Y es que, Adele fue la encargada de homenajear en el evento al recién fallecido George Michael cantando el tema 'Fast love'. Pero los nervios, la responsabilidad y la presión del momento le jugaron una mala pasada.

Así, la cantante tuvo que parar de cantar al minuto de haber comenzado tras haberse equivocado. "Lo siento, la he cagado", dijo ante el público, aunque durante la emisión se tapó esa frase. Inmediatamente los asistentes le mostraron todo su apoyo y empezaron a aplaudir para quitarle importancia al asunto.

Tras esto, Adele bastante afectada, retomó de nuevo la canción y pudo por fin rendir su homenaje George Michael.