Aunque son muchas las famosas a las que les cuesta mucho hablar abiertamente sobre sus operaciones estéticas, este no es el caso de Victoria Beckham.

La diseñadora se ha sincerado escribiendo una carta a su 'Yo de 18 años' que ha sido publicada en la edición de Vogue británica. En ella, Victoria se sincera y revela que no solo se arrepiente de su operación de aumento de pecho sino que después de realizársela se arrepintió y dio marcha atrás.

"Todos esos años lo negué (que se había sometido a una operación de aumento de pecho), fue un síntoma de inseguridad. Sé feliz con lo que tienes", escribe la mujer de David Beckham en la carta.