Kendall Jenner es una de las grandes reinas de Instagram. Cuenta con más de 72 millones de seguidores y cada foto que comparte se convierte en todo un éxito. Es muy activa en la red social y eso encanta a sus fans, que pueden conocer un poco más de su día a día gracias a las fotos y vídeos que comparte. Además, podemos encontrar algunas de las portadas de revistas que protagoniza, los mejores selfies, y sobre todo, fotos que derrochan estilo.

Y precisamente de una de estas fotos nos ha hablado la modelo de las Kardashian-Jenner. Fue publicada hace 19 semanas y alcanzó cerca de los 2 millones de 'Me gusta'. Se trata de una imagen en blanco y negro donde aparece la modelo con una admirable figura, con la mano alzada como si estuviese tratando de parar un taxi, y parece un posado que encontraríamos en las páginas de cualquier prestigiosa revista de moda.

Pero parece ser que Kendall no estaba posando. En su aplicación, donde Jenner habla de su vida y comparte algunos de sus mejores momentos con sus fans, ha confesado la verdadera y lamentable historia que se esconde detrás de la foto y no tiene nada que ver con una campaña publicitaria, aunque lo parezca.

Como decíamos, su gesto es el de alguien que espera impaciente para coger un taxi, y es que era realmente lo que estaba intentando. "Mi amigo Moisés me tomó esta foto, estaba en la ciudad de Nueva York y estaba con él y Jaden, acabábamos de dejar Nobu después de cenar y tratábamos de conseguir un taxi. Las zapatillas de Jaden se asomaron a la oscuridad, los tres estábamos aclamando un taxi y nunca conseguimos uno... ¡seguían conduciendo delante de nosotros! ", explica Kendall en su app. Además, ha aprovechado para bromear afirmando que ni sus curvas dieron resultado.

Lo que es evidente es que posando o sin posar, Kendall siempre consigue estar ideal.