Cuando creíamos que el más devastado tras su separación de Miley Cyrus había sido Liam Hemsworth, mientras que la cantante había encontrado consuelo rápidamente en los brazos de su amiga Kaitlynn Carter, parece que descubrir que su ex ya ha interpuesto la demanda de divorcio ha supuesto un duro golpe para la estrella Disney.

Tal y como han confesado unas fuentes cercanas a la artista: "El matrimonio era muy importante para ella y valoraba su significado. Tuvieron múltiples discusiones sobre aumentar la familia y estaban planeando hacerlo dentro de un tiempo porque adoraban pasar tiempo juntos como una pequeña familia con todos sus animales. Realmente pensaba que Liam era su mejor amigo y está triste porque no funcionó y el capítulo se está cerrando de forma oficial".

Es más, también aseguran que: "Cuando se casó, ni en un millón de años se imaginó que terminaría divorciándose menos de un año después. Las cosas nunca habían estado mejor entre ellos que cuando se casaron".

Por su parte, Miley parece estar harta de las críticas que ha recibido estos últimos días (sobre todo los que la acusaban de haberle sido infiel a Liam), por lo que ha decidido pronunciarse de forma tajante en Twitter.

 

"Puedo admitir muchas cosas, pero me niego a admitir que mi matrimonio terminó por hacer trampa. Liam y yo hemos estado juntos por una década. Lo dije antes y sigue siendo cierto, amo a Liam y siempre lo haré", ha escrito. Además, la joven también ha defendido su estilo de vida y las decisiones que ha estado tomando, alegando que "puede ser muchas cosas, pero no una mentirosa".

 

Y ha zanjado el asunto alegando que "está orgullosa del punto en el que está ahora mismo".

Seguro que te interesa...

Miley Cyrus, pillada besándose con una mujer del clan Kardashian tras separarse de Liam Hemsworth