Como cada año, Vanity Fair es la encargada de organizar la fiesta posterior a la ceremonia de los Oscar en Los Ángeles. Un evento en el que Kim Kardashian ha brillado con luz propia.

La estrella de 'Keeping Up With The Kardashian' ha elegido para la ocasión un vestido de Alexander McQueen confeccionado en seda. Una pieza muy especial de su colección primavera-verano de 2003 ornamentada con tirantes asimétricos que recuerdan a la concha de un molusco. Y es que la colección, 'Shipwreck', se trató de toda una reivindicación por parte del diseñador contra los desastres marinos. Un vestido que incluso forma parte de los importantes fondos del Museo Metropolitano de Nueva York.

El vestido vintage de Alexander McQueen que llevó Kim Kardashian | Gtres

De esta forma tan brillante, la hermana del famosísimo 'Klan' Kardashian se ha unido a la lista de celebrities que han recurrido a diseños reciclados como Penélope Cruz.

Seguro que te interesa...

Melanie Griffith presume orgullosa del amor de su hija Stella del Carmen y su novio en los Premios Oscar 2020