Kendall Jenner acaba de vivir una experiencia bastante surrealista, y es que al saber que podría cruzarse con Brad Pitt, quien también acudió al servicio religioso que ofreció el marido de su hermana Kim Kardashian, Kanye West, no dudo en evitarle y escapar cuanto antes.

Según la propia supermodelo ha revelado en el programa de televisión 'The Tonight Show', saber que una estrella de la talla de Pitt estaba cerca de ella, la puso tan nerviosa, que no se atrevió a acercarse a él y tuvo que salir corriendo.

Brad Pitt | Gtres

"Él simplemente mejora con los años, así que me dije: 'tienes que irte de aquí'", ha relatado la joven. "¿No hay un dicho que aconseja que nunca conozcas a tu ídolo? No lo sé. Es que lo amo tanto que preferí dejarlo así e irme. Me pone nerviosa".

Puede que un futuro Kendall pierda el miedo y al fin se atreva a conocer al que es considerado como uno de los hombres más atractivos del mundo.