Después de meses de muchos rumores, en junio de 2019 se confirmaba la noticia de que Irina Shayk y Bradley Cooper habían decidido poner fin a su relación tras varios años juntos y una hija en común.

Y aunque al principio al actor y a la modelo les costó llegar a un acuerdo para determinar dónde fijarían la residencia de la pequeña, finalmente decidieron que el mejor sitio para compartir la custodia de la pequeña era Nueva York.

Una custodia que tienen repartidas y en la que ambos están muy implicados. Recientemente el actor era fotografiado paseando junto a su hija por las calles de Nueva York, y en las imágenes hay un detalle que nos ha llamado especialmente la atención: lo mucho que le ha crecido el pelo a su hija Lea.

Seguro que te interesa...

Las fotos que demuestran que la madre de Irina Shayk es un gran apoyo para la modelo tras su separación de Bradley Cooper