Chrissy Teigen, a través de sus redes sociales y con total sinceridad, ha afirmado que está contenta con el resultado de la reducción de pecho a la que se ha sometido. Aún así afirma que se encontraba cómoda antes, "pero estoy cansada. Me gustaría poder abrocharme un vestido de mi talla y tumbarme boca abajo con total comodidad".

La modelo ha decidido compartirlo con sus más de 30 millones de seguidores a través de Instagram ha compartido su imagen actual tras la operación a la que se sometió hace apenas dos semanas. En la imagen encontramos a una Chrissy que mantiene sus características curvas naturales, pero con un ligero cambio en su pecho.

Tras enseñar estas imágenes (las subidas a sus redes y a los stories publicados), las críticas no han tardado en llegar por parte de los más haters quienes no aprecian ningún cambio físico en la actriz y ponen en duda la operación. Chrissy ha mantenido la postura a la que nos tiene acostumbrados y relajada ha contestado entre risas: "Hay gente que de verdad piensa que ni siquiera me las he quitado. Os juro que me las he quitado, os puedo enseñar la cicatriz".

Seguro que te interesa...

Así se despide Chrissy Teigen de sus implantes de pecho con una foto en topless