Marisa Jara no ha podido comenzar el año de mejor manera: el último control por su cáncer de estómago "salió bastante bien y hasta abril no tengo que volver". De ahí que ahora que su salud está mejor haya decidido iniciar la aventura de ser madre.

"Me dieron el alta para intentar ser mamá. Tengo ya mi primera consulta en la clínica de fertilidad y, en cuanto veamos que todo va bien me lanzaré a la aventura. Son cuarenta años y nunca lo he dicho, pero son dieciocho operaciones por endometriosis en mi cuerpo. Ojalá Dios haga el milagro aunque sé que es bastante complicado", asegura la ahora modelo curvy a la revista Semana.

También acaba de superar una ruptura sentimental con su último chico: "Era un chico que estaba conociendo, pero tampoco llevábamos tanto. No me ha cuadrado ni lo he visto para llegar a más y por eso he preferido dejar ahí la relación”, pero se muestra muy optimista ante el amor: “Tengo las puertas abiertas a él y estoy segura de que voy a conocer a una persona que será mi gran amor".

Seguro que te interesa...

Las fotos de Marisa Jara en bikini en las que muestra las secuelas del cáncer