Jon Kortajarena ha decidido compartir en Instagram una instantánea en la que aparecía con su sobrino en brazos desnudo. Lo que parecían unas vacaciones tranquilas en Lanzarote y las cuales tiernamente disfrutaba con su ahijado, ya no lo son, al menos por un instante, en el momento en que el modelo recibía multitud de críticas al publicar una imagen en la que su sobrino, con el culito al aire y sin vérsele la cara.

Lo que en un principio iba a ser una foto entrañable, teniendo en cuenta el parentesco entre ambos, ha hecho que saltaran las alarmas entre sus 2,6M de seguidores que, aparte de mostrar su desagrado, han decidido que lo mejor era denunciar la fotografía, que ha provocado la retirada de la misma por parte de Instagram. ''Me quedo perplejo al ver como mucha gente ha denunciado esta foto porque la consideran porno. Lo único porno que hay en ella, es la mente sucia e hipócrita de quien la ve así'', estallaba Jon tras su asombro a tal repercusión.

''Esta es una foto familiar y lo único que inspira a una mente sana es ternura y amor. Algo que para muchos desgraciadamente es más intimidatorio que la violencia y el odio'', manifestaba indignado el actor. Resultándole imposible concebir la racionalidad de la polémica ocasionada, quiso añadir: ''Estoy cansado de ver en Instagram vídeos de violencia racista, homófobos, tortura a los animales, amenazas, insultos, imágenes sexuales de todo tipo, pero ¿denunciamos el culito de un bebé o el pezón de una mujer? ¿En qué se está convirtiendo esta sociedad? El cuerpo humano es una belleza, no una amenaza''.

La madre de su sobrino ha querido sacar la cara para defenderle: ''Esta foto es amor. Jon es el padrino de mi hijo y tienen una relación muy especial. Primero, yo saqué esta foto y me parece preciosa y artística''. También ha querido apuntar que ''cualquier persona que vea algo negativo en esta foto, será porque eres tú el que tiene el problema''.

Seguro que te interesa...

La enorme disputa de Jon Kortajarena con sus seguidores por una tortilla de patata