Irene Rosales ha sufrido un duro golpe tras perder a su madre después de una larga enfermedad. La sevillana llevaba ya tiempo volcada en sus padres que no se encontraban bien de salud, ya que su progenitor también lleva doce años luchando contra un cáncer.

Su marido, Kiko Rivera, y su suegra, Isabel Pantoja, no tardaron en llegar al tanatorio para arropar a Irene en tan difíciles momentos. Muy afectados, sus rostros reflejaban la enorme tristeza que están viviendo.

La tonadillera llegaba vestida de negro con gafas de sol agarrada del brazo de su hijo. Para ella Irene es una persona muy importante para la que solo tiene buenas palabras y ha querido estar a su lado en uno de los momentos más difíciles de su vida.

Irene no se separó de su padre, que tiene problemas de movilidad por su enfermedad. Con el semblante serio y sin maquillar, la mujer del Dj era la viva imagen del dolor, y es que pocos conocían con exactitud la gravedad del estado de salud de su madre.

Isabel Pantoja junto a Irene Rosales que recibe el pésame | Gtres

Seguro que te interesa...

La mujer de Kiko Rivera, Irene Rosales, desolada por la muerte de su madre