Según han informado fuentes policiales, los Mossos d'Esquadra estuvieron en el domicilio donde este martes apareció el cadáver de un niño que podría llevar meses fallecido por una cuestión ajena al caso. Han indicado que los agentes no percibieron ningún olor ni comportamiento extraño que hiciera sospechar a los agentes de la presencia del cuerpo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.