SEGÚN UN NUEVO ESTUDIO

SEGÚN UN NUEVO ESTUDIO

Se podría prevenir el cáncer de ovarios sin extirparlos, quitando las trompas de falopio

Un ensayo clínico que se desarrolla en Estados Unidos está realizando la extirpación de las trompas de falopio a mujeres con un alto riesgo de padecer cáncer de ovario al tener una alteración del gen BRCA y retrasar así la cirugía de ovarios, como medida preventiva frente a este tumor.

La cirugía de las trompas "sería una medida preventiva que consideramos puede ser muy efectiva" para prevenir el desarrollo de cáncer de ovario en esas mujeres y, a la vez, les proporcionaría una mejor calidad de vida, ha señalado la doctora Karen Lu, oncóloga del MD Anderson Center Cancer de Houston (EEUU), en una rueda de prensa con motivo de la celebración del V Congreso Internacional sobre Cáncer Ginecológico.

La doctora Lu ha asegurado que existe evidencia médica de que el cáncer de ovario asociado a la alteración del gen BRCA empieza en las trompas de falopio. Las mujeres con una alteración de ese gen, cuya representante más famosa es la actriz Angelina Jolie, son un grupo muy amplio de personas con alto riesgo de padecer cáncer de ovario, aunque prácticamente en el 100% de los casos en los que se extirpan los ovarios no desarrollan la enfermedad.

Sin embargo, esa cirugía produce una menopausia precoz, lo que puede suponer un problema para mujeres en edad fértil. Esta oncóloga, una de las mayores expertas mundiales en cáncer de ovario, ha precisado, no obstante, que la extirpación de las trompas no debe sustituir a la otra cirugía, la de ovarios, sino que "lo que se busca es retrasar el momento" en que se realiza esta última.

"El planteamiento -ha insistido- es practicar una cirugía en dos tiempos: primero se extirpan las trompas de falopio que permiten tener hijos y unos años después se procede a la extirpación de los ovarios". Los resultados de este ensayo podrían también tener un efecto sobre la incidencia del cáncer de ovario en la población general a través de la modificación de la práctica quirúrgica en mujeres sin ese riesgo genético que se tengan que someter a una histerectomía (extirpación del útero).

En ese caso "se debe convencer a los profesionales y las mujeres para que, además de quitarse el útero, se quiten también las trompas", ha señalado. Incluso también sería recomendable en el caso de las mujeres que se vayan a someter a una ligadura de trompas. Aprovechar para extirparse las trompas.

"Creemos que esta investigación tendrá un impacto sobre la salud pública intentando disminuir la incidencia de cáncer de ovario en la población general", ha subrayado la doctora Lu. Durante el congreso, los expertos debatirán los tumores de ovario infrecuentes, los últimos avances en inmunoterapia o biopsia líquida y la medicina personalizada.

También analizarán el tratamiento quirúrgico óptimo en cáncer de ovario avanzado, en el que la supervivencia media se sitúa en 44 meses. Con una "cirugía limpia", en la que se elimine la enfermedad a nivel macroscópico, aumenta la supervivencia en 2,5 años, ha señalado el doctor Luis Chiva, jefe del Servicio de Oncología Médica del MD Anderson Cancer Center Madrid.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.