LA MITAD DE ELLAS LO PADECEN ENTRE DOS Y CUATRO VECES AL AÑO

LA MITAD DE ELLAS LO PADECEN ENTRE DOS Y CUATRO VECES AL AÑO

El 75% de las mujeres sufre infección vaginal al menos una vez en la vida

Tres de cada cuatro mujeres sufren infección en la vagina al menos una vez en la vida, según los datos presentados en el XIV Encuentro Nacional de Salud y Medicina de la Mujer (SANEM) que se celebra en Madrid hasta este viernes. La vulvovaginitis es muy frecuente en mujeres de edad fértil y sus primeros síntomas son picores, escozor, dolor y molestias durante el acto sexual.

La vulvovaginitis aumenta con el inicio de la actividad sexual.
La vulvovaginitis aumenta con el inicio de la actividad sexual. | Archivo

Tres de cada cuatro mujeres sufren infección en la vagina al menos una vez en la vida, pero más de la mitad la padecen incluso entre dos y cuatro veces al año y se deben al hongo Candida, según los datos presentados en el XIV Encuentro Nacional de Salud y Medicina de la Mujer.

Para prevenir la aparición de infecciones vaginales, los expertos recomiendan cuidar la higiene íntima, llevar ropa adecuada, seguir una dieta sana y el uso de probióticos vaginales. Pero además, según la médica y farmacéutica Carme Pardo, ponente de este encuentro, el uso de probióticos vaginales es cada vez más recomendado "tanto por los ginecólogos como desde la oficina de farmacia para la prevención de las vulvovaginitis, ya que permite

La vulvovaginitis es muy habitual en mujeres en edad fértil y es poco frecuente en mujeres posmenopaúsicas debido "al descenso de estrógenos y al aumento de la atrofia vaginal durante esta etapa. De hecho, su incidencia aumenta con el inicio de la actividad sexual y sus síntomas suelen empeorar una semana antes del ciclo menstrual de la mujer, según la doctora Pardo.

Entre los síntomas está escozor o picor vulvar, dolor, flujo vaginal y molestias durante el acto sexual o al orinar. El hongo Candida forma parte de la flora normal del cuerpo humano, se detecta en el tracto orointestinal en el 50 % de los adultos, y, según la doctora, también puede aislarse en el tracto genital del 20 % de las mujeres asintomáticas. Los cambios producidos en la flora vaginal normal, colonizada por lactobacilos, pueden dar lugar a un sobrecrecimiento de la candida y al desarrollo de una vulvovaginitis.

Las causas de ese aumento pueden ser la toma de antibióticos, los niveles hormonales elevados durante el embarazo o los estados de inmunodepresión. En cuanto al tratamiento, en caso ser una vulvovaginitis no complicada, comprende la administración de antimicóticos o antifúngicos tanto intravaginales como orales, o también en cremas, según explica la doctora. En el caso de ser recurrentes y complicadas el tratamiento con antimicóticos será más largo. No obstante, también se recomiendan una serie de medidas higiénicas, como evitar irritantes locales, como jabones o geles de ducha, y también no llevar ropa sintética y ajustada, mejor de algodón, o reducir la ingesta de hidratos de carbono ya que estos favorecen el hábitat de la Candida.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.