UNA PERSONA MUERE CADA SEIS SEGUNDOS POR EL TABACO

UNA PERSONA MUERE CADA SEIS SEGUNDOS POR EL TABACO

El 50% de los fumadores morirá por alguna causa relacionada con el tacaco

La OMS estima que, de no ponerse medidas adecuadas, de los seis millones de muertes actuales al año que hay debido al tabaco, la cifra ascendería hasta los ocho millones en 2030. Esta adicción matará a la mitad de los fumadores, bien por causas directas o por enfermedades relacionadas con el tabaco.

Tabaco
Tabaco | EFE/ Archivo

Aproximadamente una persona muere cada seis segundos debido al tabaco, una adicción que matará a la mitad de los fumadores, bien por causas directas o por enfermedades relacionadas con el tabaco; al menos, mata a seis millones de personas al año, más de 600.000 son fumadores pasivos.

El tabaco causó 100 millones de muertes en el siglo XX, y en el XXI podría ser de mil millones

Mirando atrás el tabaco causó 100 millones de muertes en el siglo XX, sin embargo si las tendencias actuales continúan, puede causar mil millones de muertes en el siglo XXI. De hecho la Organización Mundial de la Salud estima que, de no ponerse las medidas adecuadas, de los 6 millones de muertes actuales al año, en 2030 se podrían superar los ocho millones de muertes por tabaco.

Estos son algunos de los que destaca la OMS en la última actualización de su boletín sobre los efectos del tabaco, publicado este jueves con motivo del Día Mundial Sin tabaco, que se celebra el domingo 31 de mayo.

Las consecuencias no acaban ahí, "los consumidores de tabaco que mueren prematuramente privan a sus familias de ingresos, elevan el costo de la atención de salud y obstaculizan el desarrollo económico", recuerda la organización, quien destaca que más del 80% de esas muertes estarán en países de bajos y medianos ingresos.

Este año la OMS incide en que el humo de segunda mano, aquel que afecta a los fumadores pasivos también mata. Y es que, aunque no es el caso de España, aún existen muchos países donde todavía se puede fumar en restaurantes, oficinas u otros espacios cerrados.

Asimismo, recuerda que "no hay un nivel seguro de exposición al humo de tabaco ajeno". En los adultos, solo el humo del tabaco causa graves enfermedades cardiovasculares y respiratorias, incluyendo la enfermedad coronaria y el cáncer de pulmón; mientras en los bebés provoca muerte súbita; y en las mujeres embarazadas, el tabaco pasivo  causa bajo peso al nacer.

La organización contempla que, al menos, casi la mitad de los niños respiran regularmente aire contaminado por humo de tabaco en lugares públicos; y más del 40% de los niños tienen al menos un padre fumador. En 2004, un estudio afirmaba que los niños representaron el 28% de las muertes atribuibles al humo de segunda mano.

"Cada persona debe ser capaz de respirar aire libre de humo de tabaco", afirma, por eso pide la puesta en marcha de leyes libres de humo que protejan la salud de los no fumadores. Solo un 16 por ciento de la población mundial está protegida en su país por leyes antitabaco, medidas que "no dañan los negocios y alentar a los fumadores a dejar de fumar".

En los adultos, el humo del tabaco causa graves enfermedades cardiovasculares y respiratorias; en los bebés la muerte súbita

Subida de impuestos y apoyo para dejar de fumar
En cuanto a lo fumadores, la organización pide a los Gobiernos y agentes sanitarios que pongan en marcha medidas que les ayuden a dejar de fumar. "Entre los fumadores que son conscientes de los peligros del tabaco, la mayoría quiere dejar de fumar. El asesoramiento y la medicación pueden más que duplicar la probabilidad de que un fumador que intenta dejar de fumar tendrá éxito", afirma.

Asimismo, pide que se desarrollen regulaciones que prohíban la publicidad, promoción y patrocinio del tabaco; sólo 24 países, el 10% de la población mundial, las han prohibido por completo. "Una prohibición total de toda forma de publicidad, promoción y patrocinio podría disminuir el consumo de tabaco en un promedio de alrededor del 7%, con algunos países que experimentan una disminución del consumo de hasta el 16%", destaca.

Finalmente vuelve a incidir en el aumento de los impuestos sobre el tabaco, considera que "son la manera más rentable de reducir el consumo de tabaco, especialmente entre los jóvenes y los pobres". Un aumento de los impuestos que suba el precio del tabaco un 10% disminuye en aproximadamente un 4% el número de consumidores en los países de altos ingresos y aproximadamente 5% en los países de bajos y medianos ingresos.

Esta medida, se lamenta, "se utiliza muy poco", ya que sólo 32 países, menos del 8% de la población mundial, tienen tasas de impuestos de tabaco de más de 75% del precio de venta.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.