NUEVO AVANCE

NUEVO AVANCE

Una alteración genética en la sangre predice la resistencia al tratamiento de cáncer de próstata

Gracias a este estudio que demuestra el potencial de la alteración en la sangre, se podría esoger cuál es el mejor tratamiento para los pacientes. Además, también predice la resistencia al tratamiento. Los investigadores aseguran que se trata de un nuevo paso en la personalización de estrategias terapéuticas.

Un estudio desarrollado por investigadores del Servicio de Oncología Médica del Hospital Clínic y el IDIBAPS ha descubierto que una alteración genética en la sangre de pacientes con cáncer de próstata predice la resistencia a la quimioterapia más eficaz en esta enfermedad.

Se trata, según los investigadores, de nuevo paso en la personalización de las estrategias terapéuticas.

El estudio, que publica la revista 'European Urology', demuestra el potencial de esta alteración como biomarcador para escoger el tratamiento de los pacientes que tienen la alteración genética TMPRSS2-ERG.

La presencia de esta alteración en muestras de sangre de pacientes con cáncer de próstata metastásico predice la resistencia al tratamiento con taxanos, un tipo de quimioterapia que es la más eficaz en esta enfermedad.

El estudio ha sido liderado por la doctora Begoña Mellado, responsable del Cáncer Urológico en el Servicio de Oncología Médica del Hospital Clínic de Barcelona e investigadora del equipo Genómica traslacional y terapias dirigidas en tumores sólidos del IDIBAPS, ambos liderados por el doctor Aleix Prat.

Los primeros firmantes del artículo son los doctores Oscar Reig y Mercedes Marin, investigadores del mismo equipo.

El cáncer de próstata es el segundo tipo de tumor más frecuente en todo el mundo ya que cerca de un 5 % de los pacientes debutan con metástasis, y una parte de los que tienen la enfermedad localizada pueden presentar metástasis a lo largo del tiempo.

Los taxanos son los fármacos quimioterapéuticos más activos y aumentan la supervivencia de los pacientes con cáncer de próstata metastásico resistente a la castración, pero no todos los pacientes responden a esta terapia.

El estudio ha demostrado que la alteración genética TMPRSS2-ERG está asociada a la resistencia al tratamiento con este tipo de fármacos.

Saber con antelación si un paciente será resistente o no al tratamiento puede ser útil para elegir la mejor opción terapéutica desde el inicio y permite identificar subgrupos de pacientes que podrían participar en estudios con nuevos tratamientos dirigidos.

En el estudio, los investigadores evaluaron la presencia de la alteración TMPRSS2-ERG en la sangre de pacientes con cáncer de próstata metastásico y de personas sanas.

Los resultados demuestran que un 90 % de los pacientes en los que había presencia de la alteración no responden al tratamiento, con lo que deben buscar otra alternativa terapéutica.

Según los investigadores, para poder aplicar este hallazgo a la práctica clínica diaria es necesario validar el test de forma prospectiva en un número más amplio de pacientes, estudio que ya está en marcha en diferentes hospitales de Cataluña.

"La detección de TMPRSS2-ERG en la sangre de pacientes con cáncer de próstata metastásico resistente predice la resistencia a los taxanos como el docetaxel y puede ser útil para seleccionar el tratamiento y adaptarlo para evitar toxicidades innecesarias en pacientes refractarios", ha resumido Mellado, coordinadora del trabajo.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.