SEGÚN RECOGE EL DIARIO 'IL CORRIERE DELLA SERA'

SEGÚN RECOGE EL DIARIO 'IL CORRIERE DELLA SERA'

El Vaticano expulsará de la Congregación a un sacerdote que ha declarado ser gay y tener pareja

El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, ha explicado que el prelado polaco Krzysztof Charamsa no podrá seguir en la Congregación para la Doctrina de la Fe tras confesar públicamente que es gay u que tiene un compañero sentimental. "Cabe señalar que  la elección de declarar algo tan clamoroso en la víspera de la apertura de Sínodo resulta muy grave y no responsable", dijo Lombardi, quien añadió que los hechos merecen respeto.

El portavoz vaticano, Federico Lombardi, da una rueda de prensa
El portavoz vaticano, Federico Lombardi, da una rueda de prensa | EFE

El prelado polaco Krzysztof Charamsa, oficial en la Congregación para la Doctrina de la Fe, no podrá seguir en este organismo tras declarar su homosexualidad públicamente, reveló el portavoz vaticano, Federico Lombardi.

"Quiero que la Iglesia y mi comunidad sepan quién soy: un sacerdote gay, feliz y orgulloso de mi identidad"

En una entrevista publicada hoy en el diario "Il Corriere della Sera", el de mayor tirada nacional, el prelado asegura que es gay, que tiene un compañero sentimental y que se siente orgulloso de ello. Las declaraciones de Charamsa son "muy graves y no responsables" al producirse a un día de que arranque el Sínodo Ordinario para la Familia, indicó Lombardi en un comunicado.

"Cabe señalar que -a pesar del respeto que merecen los hechos y circunstancias personales y las reflexiones sobre ellos- la elección de declarar algo tan clamoroso en la víspera de la apertura de Sínodo resulta muy grave y no responsable", dijo Lombardi. En este sentido, el portavoz señaló que estas declaraciones apuntan que se va "a someter la asamblea sinodal a una presión mediática injustificada".

En cuanto a su futuro en el organismo de la Curia, en el que se encuentra integrado desde el 2003, Lombardi señaló que "ciertamente no podrá seguir desempeñando las tareas precedentes en la Congregación para la Doctrina de la Fe y las universidades pontificias", en las que impartía cátedra.

Otros aspectos de su situación, según Lombardi, "competen a su ordinario diocesano". Charamsa aseguró en las páginas de "Il Corriere della Sera" que no le importan las consecuencias de su revelación.

"Quiero que la Iglesia y mi comunidad sepan quién soy: un sacerdote homosexual, feliz y orgulloso de mi identidad. Estoy preparado para pagar las consecuencias, pero es el momento de que la Iglesia abra los ojos y comprenda que la solución que propone, la abstinencia total de la vida del amor, es inhumana", defendió.

La entrevista se produce a tan solo un día del comienzo el Sínodo Ordinario de Obispos para la Familia, que se celebrará hasta el próximo 25 de octubre y en el que prelados de todo el mundo debatirán sobre temas como el trato a los divorciados o a los homosexuales.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.