LA ANOMALÍA SE LLAMA ANENCEFALIA

LA ANOMALÍA SE LLAMA ANENCEFALIA

Jaxon 'Strong', el bebé que nació con una extraña enfermedad: sin parte de su cerebro y su cráneo

Tiene un año recién cumplido, lo que para sus padres es un motivo de gran alegría después de que los médicos incluso recomendaran a sus padres abortar. "Hicimos todo lo posible para darle la oportunidad de luchar y es lo que está haciendo desde que nació", dice la madre.

Jaxon Emmett Buell, el bebé que nació sin partes de su cráneo y su cerebro
Jaxon Emmett Buell, el bebé que nació sin partes de su cráneo y su cerebro | Brandon Buell

Los médicos no creyeron que pudiera sobrevivir pero sus padres apostaron por darle una oportunidad y siguen luchando por él cuando ya ha cumplido su primer año. Se trata de Jaxon Emmett Buell, un bebé estadounidense que nació con una extraña enfermedad por la que carece de determinadas partes de su cerebro y de su cráneo. Se llama anencefalia, una anomalía que suele asociarse a un gen recesivo durante el embarazo por la cual la parte superior del tubo neuronal no logra cerrarse y provoca que al afectado le falten determinadas partes de la cabeza.

Es su padre, Brandon Buell, quien cuenta la evolución del pequeño en su perfil de Facebook. De hecho, su historia está causando furor en las redes sociales, que han puesto el sobrenombre de 'Strong' ('Fuerte') al bebé. Además, cuenta con una página de donaciones para ayudar a la familia con el tratamiento médico y otros costes y conseguir que Jaxon siga desafiando a la muerte. No en vano, su madre, Brittany, en una entrevista al diario Daily Mail, reconoce: "Soy muy consciente de que hoy puede ser su último día". Y añade: "Luego desaparecen esas ideas. Intento estar positiva el 99% de las ocasiones, pero el 1% restante me doy cuenta de lo preocupantes que es la situación y que es probable que muera".

Los doctores recomendaron al matrimonio el aborto cuando descubieron lo que le ocurría al bebé durante la gestación. "Tras una ecografía a las 17 semanas, supimos que algo iba mal cuando el especialista giró su cabeza y se fue", confiesa Brandon. Los médicos les explicaron que era improbable que superara el nacimiento y, en caso de sobrevivir, les advirtieron sobre sus extremas condiciones de vida. Sólo uno de cada 4.859 bebés en EEUU sufre anencefalia y suelen morir poco después de cumplir el primer año, según el Centro para el Control y la Prevención de la Enfermedad.

La pareja, contraria al aborto, decidió dar al bebé "una oportunidad". "Hicimos todo lo posible para darle la opción de luchar y es lo que está haciendo desde que nació", aseguran. Brittany dio a luz por cesárea el 27 de agosto de 2014 a un bebé que pesó 1 kilo con 700 gramos y, como se esperaba, sin la parte superior del cráneo y sin varias partes de su cerebro. Estuvo tres semanas conectado a múltiples tubos en la incubadora en la unidad de cuidados intensivos de la planta de neonatos de un hospital de Florida, mientras los cirujanos analizaban su situación. "Fue muy doloroso. Recuerdo a los médicos diciéndome que mi hijo probablemente nunca andaría, nunca hablaría...", comenta Brandon.

El pequeño sobrevivió y, dos meses después de pruebas por parte del niño y de temor por parte de los padres, fue trasladado a un centro neurológico donde les transmitieron esperanza con un análisis completo y un nuevo tratamiento que ha dado resultado. Desde entonces, Jaxon 'Strong' ha mejorado y es feliz luchando día tras día por seguir dando a sus padres motivos para sonreír.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.