NOMINADO AL MEJOR PERRO DE ASISTENCIA

NOMINADO AL MEJOR PERRO DE ASISTENCIA

Un cachorro a punto de ser sacrificado se convierte en la mejor terapia para personas con trastornos mentales

Una mujer encontró a través de Facebook la fotografía de un perro que iba a ser sacrificado en una perrera de Rumanía y decidió adoptarlo. "Rescatar un perro no va a cambiar el mundo, pero sí su vida", dice Cooper, la dueña de Dama, el Husky que salvó. Al llegar a su casa, Ann Cooper, su dueña, lo entrenó para que se conviertiera en un perro de asistencia. Ahora Dama visita cada semana una casa de acogida, donde ayuda a llevar a cabo las terapias con los residentes y está nominado al mejor perro de asistencia en la competición que organiza la asociación Amigos para Toda la Vida.

Dama junto a su dueña
Dama junto a su dueña | Facebook: The Laika Fund for Street Dogs

Un pequeño perro cruce de Husky estaba a punto de ser sacrificado cuando su historia dio un giro completo.

Junto a otros perros callejeros, consiguió que una mujer lo adoptara antes de ser sacrificado en una perrera de Constanta, en Rumanía. Ann Cooper, una mujer de 56 años vio su fotografía a través de Facebook y sintió que tenía que aportar su granito de arena para salvarle, según informa el periódico 'Mirror'.

Cooper se puso en contacto con la Fundación Laika, quien había publicado la foto del animal en la red social, encargada de ayudar a los equipos de rescate de perros en Rumanía, Kosovo, Tailandia y Belice.

La mujer vive en Gales con su marido John y se ocpuan de su negocio desde casa, donde también tienen gallinas, cuatro gatos y cinco perros.  "Tengo perros y gatos así que decidí que tenía que hacer algo aunque se tratase de un perro de Rumanía" y añade "reconozco que rescatar a un perro no va a cambiar el mundo, pero sí le cambia la vida al perro".

La mujer que lo adoptó señala que habló con un intermediario que llevó al perro a una casa de acogida donde pasó varias semanas antes de que la recogieran para llevarla a su nuevo hogar.

Ahora este Husky, rebautizado como Dama, visita cada semana un centro para personas con trastornos mentales, donde sus residentes reciben el cariño de este perro durante una hora, y donde nadie se imagina su triste pasado. "Cuando llegó a casa, entrené a Dama y pasó todas las revisiones, por lo que tuve claro que sería un perro de terapia ideal", afirma su dueña.

Ahora Dama está nominada en la categoría de perro de asistencia en la competición de Amigos para Toda la vida que se celebra en Crufts, y espera que todo el mundo conozca su  historia.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.