EL PSOE CIERRA FILAS

EL PSOE CIERRA FILAS

Pedro Sánchez agradece a Zapatero su "aliento" y "sabios consejos": "Siempre me he sentido respaldado por ti"

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, considera "indecoroso" que el Gobierno no haya invitado al expresidente del Ejecutivo José Luis Rodríguez Zapatero a la celebración del décimo aniversario de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Pedro Sánchez y Zapatero
Pedro Sánchez y Zapatero | EFE

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha agradecido este martes al expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero su "aliento" y sus "sabios consejos" que, según ha dicho, le ha dado "todos los días" desde que está al frente del partido. "Siempre me he sentido respaldado por ti, José Luis", ha afirmado.

Con estas palabras se ha referido el líder de los socialistas a Rodríguez Zapatero, con quien ha compartido mesa en la presentación del libro 'La falsa bonanza' del exministro Miguel Sebastián, ante una nutrida representación de los gobiernos del último presidente del Gobierno del PSOE. Entre el público estaban los exministros José Bono, Elena Salgado, Trinidad Jiménez, Valeriano Gómez, Mercedes Cabrera, Trinidad Jiménez y Magdalena Alvarez.

Nada más tomar la palabra, Sánchez ha asegurado que, desde que está al frente del partido, si ha habido alguien que le ha "apoyado" y le ha dado "aliento", como secretario general del PSOE y como candidato a la Presidencia del Gobierno, ha sido Zapatero.

Por su parte, el expresidente también se ha mostrado afectuoso con el líder del PSOE, a quien ha definido como un "buen economista y como un buen amigo". Y, tras avisarle de que ahora le van a hacer llegar críticas y consejos, ha asegurado que va a intentar que "sobre todo" le "lluevan las ayudas".

De esta manera, parece que quedan definitivamente atrás las tensiones entre Zapatero y Sánchez, que comenzaron poco después de que fuera elegido secretario general, tras unas primarias en las que tuvo al expresidente de su lado.

El distanciamiento comenzó cuando, al inicio del curso político, el nuevo líder del PSOE se desmarcó del expresidente y tildó de "error" la reforma del artículo 135 de la Constitución que pactó con el PP. Sánchez anunció su intención de modificarlo si llegaba al Gobierno e incluso planteó una iniciativa en el Congreso, que después no llegó a presentar.

Tampoco le gustó a Zapatero que, en un foro de un medio de comunicación al que asistieron, le reprochara que su gobierno no hubiera puesto en marcha una reforma fiscal ambiciosa, una crítica que este martes ha deslizado también.

Sin embargo, su relación se resintió más cuando, a finales del año pasado, el expresidente del Gobierno se reunió con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, junto al ahora presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y el expresidente del Congreso José Bono. Esa reunión, de la que no le había hablado personalmente Zapatero, no sentó bien al secretario general.

La frialdad entre ambos se escenificó en enero de este año, cuando coincidieron en la presentación de un libro del exministro Jordi Sevilla. Ese día, protagonizaron un gélido encuentro y evitaron estrecharse la mano cuando así se lo pidieron los fotógrafos. Y se volvió a palpar en la Conferencia Municipal que celebró el PSOE el pasado abril, en la que el protagonista de la clausura, junto a Sánchez fue Felipe González, mientras que Zapatero, en el público, no fue invitado a participar.

Sin embargo, este martes, en la presentación de otro libro, han dado muestras de una relación diferente. En la mente de muchos socialistas ha estado el contraste entre estos gestos y la relación del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el expresidente José María Aznar, que ha lanzado duros mensajes contra la dirección de su partido después de las elecciones catalanas del pasado 27 de septiembre. Preguntado por los medios una vez finalizado el acto, Sánchez ha asegurado que espera contar con Zapatero en la campaña para las generales y, después, el expresidente ha dicho que participará.

Sánchez cree que su etapa se parece a la de Felipe González
En su carrera a La Moncloa, Sánchez está reivindicando el legado de los gobiernos socialistas. De hecho, uno de los 'leit motiv' de la campaña de las autonómicas y municipales del pasado mayo fue que los grandes logros de España han venido de la mano de los Gobiernos de Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero.

Pero este martes, Sánchez ha apuntado que la etapa que a él le ha tocado vivir se asemeja más a la de Felipe González que a la del segundo presidente socialista. Así lo ha dicho al hablar de los "grandes retos" que cree que tiene por delante y al responder a la pregunta que, según dice, le hizo un periodista de cuál será su primera decisión si es presidente, cuál será su "retirada de las tropas de Irak".

El líder de los socialistas ha explicado que cree que España no está en un periodo semejante a 2004, sino a 1982, porque ahora hay que "reiventar muchas cosas", es necesario modernizar la arquitectura institucional y la economía y "garantizar una convivencia que ahora mismo está puesta en cuestión por el independentismo en Cataluña".

En definitiva, ha dicho, cree que el próximo Gobierno socialista tendrá que "liderar" unos nuevos 'Pactos de la Moncloa' en tres frentes: la reforma de la Constitución, la modernización de la economía y la "recomposición del Estado del bienestar".

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.