DECIMOSEXTA SESIÓN DEL JUICIO EN LA AUDIENCIA DE PALMA

DECIMOSEXTA SESIÓN DEL JUICIO EN LA AUDIENCIA DE PALMA

Un exempleado de Nóos asegura que "no se movía un papel sin que lo supervisaran los jefes"

"En Nóos había dos jefes y luego estábamos los que trabajábamos, al punto de que nos autodenominábamos los indios", ha explicado Juan Pablo Molinero, contratado por Iñaki Urdangarin y Diego Torres para dirigir el márketing del equipo ciclista Illes Balears-Banesto. Y ha añadido: "Ni yo ni creo que ninguno de mis compañeros distinguíamos entre Nóos y el Instituto Nóos".

El exempleado del Instituto Nóos Juan Pablo Molinero
El exempleado del Instituto Nóos Juan Pablo Molinero | EFE

Juan Pablo Molinero, exempleado de la mercantil Nóos Consultoría Estratégica, una de las empresas que integraban el entramado urdido por Iñaki Urdangarin y Diego Torres para desviar fondos públicos, ha manifestado que en la entidad había dos "jefes" por los que "pasaba absolutamente todo", en referencia a los dos exsocios, y "los que trabajábamos, que nos llamábamos los indios y nos sentábamos en la pradera. No había cargos intermedios".

Así lo ha relatado durante como testigo en el juicio que se celebra en Palma por el caso Nóos, donde continúa siendo interrogado. Al ser preguntado por el fiscal anticorrupción sobre si era consciente de que su labor también repercutía en la desarrollada por el Instituto Nóos -eje en torno al cual giraba la trama- ha respondido: "Ni yo ni creo que ninguno de mis compañeros distinguíamos entre Nóos y el Instituto Nóos".

Tal y como ha relatado, pasó a pertenecer a la entidad porque le "hacía ilusión" trabajar junto "a una figura como Urdangarin", si bien abandonó Nóos en 2005 porque los empleados "no progresábamos". Según ha precisado, en la entidad era especialista en deporte y patrocinio, si bien cobrando 30.000 euros al año, cantidad inferior a la de su anterior empleo.

Molinero ha sido tajante al asegurar que en la empresa "no se movía un papel, contrato, factura o un algo sin que lo supervisaran los jefes", manifestado que Urdangarin y Torres eran quienes "lo decidían absolutamente todo". De hecho, ha recordado que los trabajadores "no teníamos capacidad para decidir en ningún sentido ni para fijar precios".

El testigo, a preguntas de la abogada del Estado, Dolores Ripoll, ha recordado que más del 80 por ciento del trabajo que realizó en Nóos fue en relación con la búsqueda del patrocinio del equipo ciclista Banesto, que recayó en manos del Govern balear. En relación a este proyecto, el Ejecutivo abonó 54.520 euros a la mercantil TNS Inteligente-Sofres por la adjudicación del servicio para el seguimiento del equipo Illes Balears-Banesto; 174.000 a Nóos Consultoría Estratégica -una de las mercantiles del entramado urdido por Iñaki Urdangarin y su exsocio Diego Torres-, en tres facturas, por la oficina del proyecto, y 116.566 euros a Nóos Consultoría por la elaboración del material promocional del Illes Balears y la creación de la página web de la escuadra deportiva.

Se trata de algunas de las cantidades que las acusaciones consideran que se malversaron en el marco de las actividades desplegadas por el Instituto Nóos. Precisamente, Urdangarin aseveró en su declaración como acusado que la oficina del equipo ciclista Banesto era "un proyecto atípico" cuyo director era Molinero.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.