Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge

Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge

Científicos españoles crean un virus que ataca a las células cancerosas del paciente

Los científicos han conseguido desarrollar un virus oncolítico capaz de redirigir el sistema inmune del paciente contra sus células tumorales.

Evolución de un tumor
Evolución de un tumor | Soll Laboratory

Científicos del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (Idibell) han desarrollado un virus oncolítico capaz de redirigir el sistema inmune del paciente contra sus células tumorales. El centro de investigación ha detallado en un comunicado que el grupo, liderado por el doctor Ramon Alemany, ha publicado su trabajo, que abre la puerta al desarrollo de nuevas pautas terapéuticas en varios tipos de cáncer, en la revista Cancer Research. "Trabajamos con adenovirus oncolíticos, virus modificados para que ataquen exclusivamente células cancerosas sin atacar el tejido normal, a modo de terapia dirigida", explica el primer autor del estudio, Carlos Fajardo.

Los adenovirus son una familia de virus que pueden causar resfriados, conjuntivitis o gastroenteritis, pero, una vez modificados para adquirir selectividad hacia las células tumorales, tienen gran potencial para utilizarse como terapia contra el cáncer. En este campo existen varias limitaciones, una de las cuales es el propio sistema inmune, que reconoce al virus como patógeno y por lo tanto lo ataca. "Lo que intentamos hacer es redirigir el sistema inmune para que ataque las células cancerosas en lugar del virus. De esta forma, no solo evitamos que el virus sea eliminado del organismo demasiado pronto, sino que complementamos su acción sumándole la de los linfocitos T", ha relatado Fajardo.

Para conseguirlo, los investigadores se sirvieron de los recientemente desarrollados anticuerpos BiTE (bispecific T-cell engager antibodies), que son capaces de conectar de forma específica los linfocitos T con algunas proteínas expresadas en la superficie de las células cancerosas, una conexión que activa a la célula T, que ataca y destruye la célula tumoral. "Modificamos el virus para que, cuando infecte a la célula tumoral, ésta secrete un BiTE específico contra la proteína EGFR, que está sobreexpresada en muchos tipos de cáncer", ha indicado Fajardo.

En estudios in vitro, el equipo de investigación observó que estos BiTEs eran capaces de captar los linfocitos T presentes en el medio para que atacaran las células cancerosas adyacentes. Adicionalmente, estudios en ratones demostraron que el virus armado con el BiTE era capaz de aumentar la presencia de linfocitos T en los tumores, dando como resultado una mejor eficacia antitumoral. Actualmente, la viroterapia en cáncer es un campo muy activo en investigación gracias a los avances en inmunoterapia desarrollados en los últimos años.

"Con estos resultados, intentaremos atraer el interés de las empresas que desarrollan BiTEs para establecer acuerdos de colaboración para el desarrollo clínico de virus armados con BiTEs", ha destacado Alemany, que ha añadido que también están explorando el desarrollo de virus que dirijan a los linfocitos T contra los fibroblastos del estroma tumoral, para eliminarlo.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.