POR DETRÁS DE UN ROBLE Y UN PLATANERO

POR DETRÁS DE UN ROBLE Y UN PLATANERO

Un chopo cabecero de Teruel queda tercero en el certamen de árboles del Año en Europa

Conocido como El Remolinar de Aguilar del Alfambra, este chopo ha obtenido 13951 votos, por detrás de un roble en Estonia y un platanero en Hungría. El 'European Tree of Year 2015' está considerado como la "eurovisión" de los árboles.

Un chopo cabecero, conocido como El Remolinar de Aguilar del Alfambra (Teruel), que representaba a España en el European Tree of Year 2015, ha terminado tercero en el certamen, por detrás de un roble de Estonia y un platanero de sombre de Hungría. 

Según se ha hecho público este jueves, el ejemplar turolense con el que España participaba por primera vez en este concurso, en el que se elegía el mejor árbol de Europa y que sus organizadores consideran la "eurovisión" de los árboles, ha obtenido 13.951 votos, contabilizados a través de la web www.treeoftheyear.org

El ejemplar español ha conseguido el tercer lugar como "árbol del pueblo", porque durante años estos ejemplares han ofrecido a los lugareños madera, leña y forraje y su existencia estaba íntimamente ligada a la vida en el medio rural. 

Solo en esta localidad hay 4.700 ejemplares lo que se considera la mayor concentración en Europa. El chopo cabecero es una de las variedades del genero Populus, conocidos comúnmente como álamos. 

En torno al chopo de El Remolinar se celebró en 2009 la I Fiesta del Chopo Cabecero, un evento popular considerado único en Europa como homenaje a los árboles. 

El elegido como árbol europeo del año 2015 es un quercus, el denominado "El roble en un campo de fútbol" que representaba a Estonia. Este árbol está ubicado en Orissaare, en Estonia, y allí sus habitantes quisieron mantenerlo cuando en 1951 se decidió ampliar el área de deportes, así que actualmente se encuentra en medio del campo. 

Este ejemplar ha conseguido en la votación que se ha desarrollado durante el mes de febrero 59.836 votos. 

El segundo clasificado, con 53.487, ha sido un gran platanero de sombra de Tata (Hungría), un árbol que fue llevado hasta esta ubicación hace 230 años desde Versalles por un miembro de la familia Esterházy, y se encuentra junto a un lago y a las puertas de un castillo. 

El concurso se celebró por primera vez en 2011 a partir de una iniciativa de la República Checa y el objetivo es destacar árboles viejos importantes como patrimonio natural pero también cultural por su vinculación con las personas del lugar en el que viven. La ceremonia de entrega de premios se celebrará el 22 de abril en Bruselas.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.