Año tras año, justo después de que por Halloween se agoten sus máscaras en el mercado, las redes sociales se llenan de citas, imágenes y menciones a la película sobre la anarquía por excelencia, 'V de Vendetta'.

36 años han pasado desde que un desconocido Alan Moore retratase su icónica distopía en las calles de una hipotética Inglaterra fascista. Muy parecida a '1984' de Orwell, su novela gráfica cautivó tanto a los amantes del género literario, como a los menos aficionados.

La dictadura de Adam Sutler y la rebeldía de su héroe enmascarado son hoy más recordados que nunca, pero... ¿Cuánto sabemos de esta historia? Aquí te dejamos una lista con 10 curiosidades tanto del cómic, como de la película.

1. El origen de la máscara

Aunque el héroe enmascarado de Moore, no existiera en realidad, lo cierto es que Guy Fawkes sí lo hizo. Este célebre personaje, que Kit Harrington interpreta en 'Gunpowder', trató de volar la Cámara de los Lores de Londres para conseguir una mayor tolerancia religiosa por parte del gobierno inglés. Fawkes no lo consigue, y como James McTeigue nos muestra al principio de su película, es colgaodo la noche después al atentado, el 5 de noviembre. La máscara fue diseñada por el ilustrador David Lloyd, que a partir de los rasgos típicos de la máscara de Guy Fawkes, bigote y perilla, crea el diseño que se ha convertido en universal.

2. Sinónimo de revolución

Las pintadas reivindicativas que antiguamente se firmaban con la "A" de anarquista, ahora se firman con una "V", en honor al personaje de Alan Moore. Lo cierto es que hasta la máscara de David Lloyd se ha convertido en un símbolo antisistema. Una de las razones por las que se ha vuelto más conocida, es que el grupo hacktivista Anonymus la usa como logotipo de su organización.

Natalie Portman en 'V de Vendetta' | seestrena.com

3. Natalie Portman no fue la primera opción para Evey

Keira Knightley, Bryce Dallas Howard y Scarlett Johanson fueron también consideradas para el papel, pero Natalie Portman fue la única que aceptó raparse la cabeza.

4. Alan Moore pidió que retirasen su nombre de los créditos de la película

El creador de 'V de Vendetta' no había tenido buenas experiencias con el mundo del cine. Tras los contratos que firmó con DC Comics para que adaptasen 'Watchmen' o 'La Broma Asesina', el autor, considerado uno de los mayores genios del cómic de nuestra era, sentía menospreciada su obra en la gran pantalla.

Ya poco predispuesto a colaborar, cuando vio la adaptación las hermanas Wachowski y James McTeigue, pidió que ni siquiera se le mencionara y que se repartiera su contribución entre el resto de trabajadores de la película, de modo que el único que apareció fue el dibujante David Lloyd. Alan Moore se llevó tal descontento, que anunció que no volvería a trabajar con DC Comics. A día de hoy, sigue abierto el debate sobre qué es mejor, si la novela o la película.

5. El hombre tras la máscara

Aunque en el reparto solo aparece Hugo Weabing (Elrond en 'El señor de los anillos'), durante una parte del rodaje, fue James Purefoy quien encarnó a V. Unas diferencias con el equipo de producción le hicieron tener que abandonar el proyecto, y dieron su puesto al agente Smith de 'Matrix', solo que con la máscara, nadie notó la diferencia.

6. Un discurso histórico.

Aunque también tiene su simbolismo político. El discurso y las citas de la película han pasado a la historia. Seguro que si te das una vuelta hoy por Twitter, te encuentras con más de una frase, sacada de la película.

7. Presentación a base de "V's"

Cuando V se presenta a Evey, en su discurso utiliza hasta 43 V's. "¡Voilà!. A primera vista un humilde veterano de vodevil en el papel de víctima y villano por vicisitudes del destino, este “visage” ya no más velo de vanidad es un vestigio de la vox populi ahora vacua, desvanecida. Sin embargo esta valerosa visión de una extinta vejación se siente revivida y ha hecho voto de vencer el vil veneno de estas víboras en avanzada quevela por los violentos viciosos y por la violación de la voluntad".

8. Rodaje de madrugada

Para poder rodar el Parlamento y el Big Ben, el equipo se vio obligado a rodar entre las 00:00 y las 4:30. Además solo podían parar el tráfico en tandas de 4 minutos, por lo que podemos apostar que la mitad de sus noches se les hicieron eternas.

9. Metros abandonados

Las escenas en la estación de metro abandonada fueron grabadas en Aldwych, una estación londinense cerrada en 1994, por la que todavía pasan líneas y en la que aún hay electricidad.

10. Versos incendiarios

"Recuerden, recuerden, el 5 de noviembre... Conspiración, pólvora y traición. No veo la demora y siempre es la hora para evocarla sin dilación".

Es un extracto del poema 'The Bonfire Prayers', que recita todas las noches del 5 de Noviembre celebrando la fiesta nacional de 'La Noche de las Hogueras'.