Se Estrena » Noticias

CASI LO DEJA

La razón por la que Anya Taylor-Joy casi deja de actuar: "Pensé que no volvería a trabajar"

Anya Taylor-Joy, Beth Harmon en 'Gambito de Dama', explica por qué se planteó dejar la actuación después de su película 'La Bruja'.

Anya Taylor-Joy en 'Última noche en el Soho'

Universal Pictures Anya Taylor-Joy en 'Última noche en el Soho'

Publicidad

Anya Taylor, la actriz de 25 años que da vida a Beth Harmor en 'Gambito de Dama', es una de las sensaciones del momento. No solo por haber ganado el Globo de Oro por la serie de Netflix en la que vemos la historia de una jugadora de ajedrez legendaria, sino por los próximos proyectos en los que se le vienen encima, como la película 'Última noche en el Soho'. Y es que, a pesar de ser una actriz muy cotizada, no tuvo su primer gran papel hasta 2015, año en el que interpretó a Thomasin en 'La Bruja'.

Anya ha querido compartir con sus fans las primeras experiencias que tuvo en el mundo de la interpretación, así explica su primera audición: "Mi primera audición fue para interpretar a Jolie en 'Maléfica'. Quería con todas mis fuerzas ese papel. Era Disney y me encanta Angelina. No me parezco en nada a ella, así que era imposible conseguirlo, pero era un poco ingenua y pensé, 'Los milagros pasan'", esto decía en The Hollywood Reporter. Luego, cuenta cómo acabó en 'La Bruja', su primera gran oportunidad: "No pasó mucho tiempo y me preguntaron para hacer la audición en 'La Bruja', así que fui y grabé, pero nunca pensé que me lo fueran a dar, porque el personaje de Thomasin lo describían como simple. Y pensé, 'Bien, hay muchas cosas que puedo hacer, pero no puedo cambiar mi cara demasiado".

Y aquí es dónde, la propia Anya, ha querido hablar de su papel en 'La Bruja y lo que le provocó ver la película: "Rob nos enseñó la película unas dos horas antes de la proyección a la audiencia, y estaba devastada. Pensé que no volvería a trabajar nunca más, todavía tengo escalofríos cuando pienso en ello".

Era ese sentimiento horrible de pensar, 'Acabo de decepcionar a la gente que más quiero en el mundo. No lo he hecho bien'. Y soy muy habladora, me encanta hablar, comunicar. Ese día no hablé, simplemente lloré. No podía soportar ver mi cara así".

Así se abría Anya sobre su actuación en 'La Bruja', la película por la cual casi deja la actuación. Por suerte, 'Gambito de Dama' apareció en su vida y, en sus propias palabras, se volvió a enamorar de su profesión: "Ese fue el año que más me cambió. Me volví a enamorar de mi trabajo. Me habían dado un toque, y hasta se me olvidó que este trabajo me da de comer. Me sentí como si, por un tiempo, lo hubiera alimentado, si es que tiene algún sentido".

Por suerte para todos, Anya ha recuperado a tiempo su pasión por la actuación.

Seguro que te interesa:

"Esto me trae de vuelta a la tierra": La estrategia de Anya Taylor-Joy ('Gambito de dama') para romper con sus personajes y volver a ser ella misma

Publicidad