Se Estrena » Noticias

Compartió el premio con la coreana 'Becoming who I was'

La película española 'Verano 1993' consigue el premio a mejor ópera prima en la Berlinale

La película española 'Verano 1993', de la directora Carla Simón, ha ganado el premio a la ópera prima de la Berlinale.

Fotograma de la película 'Verano 1993'

'Verano 1993' Fotograma de la película 'Verano 1993'

Publicidad

seestrena.com | @seestrena | Madrid
| 18.02.2017 19:46

El filme recibió, asimismo, el gran premio especial del jurado en la sección Generation Kplus, destinado al público juvenil, compartido con la coreana 'Becoming Who I Was', de Chang-Yong Moon.

La película de Simón, nacida en Barcelona en 1986, parte de una historia personal, la de una niña que perdió a su madre. La idea para el filme surgió después de haber rodado un corto de dos niños, hermanos, que se enfrentan a la muerte de su abuela, según explicó la cineasta, tras la presentación de la cinta en la Berlinale.

El filme cuenta como Frida, de seis años, se ve obligada a dejar la gran ciudad tras la muerte de su madre a causa del sida para ir a vivir con sus tíos al campo, y las dificultades que experimenta para adaptarse a esta nueva situación a pesar de contar con todo el amor y el afecto de su nueva familia.

La sección Generation está destinada a los espectadores más jóvenes y en ella concurrían más de 60 películas de unos 40 países. Aunque es su primer largometraje en la Berlinale, Simón conocía ya ese festival, pues participó hace dos años en el taller de guion que organiza el Berlinale Talents, espacio dedicado a los talentos emergentes del cine. ​​

Por otra parte, la película húngara 'On Body and Soul', de Ildiko Enyedi (Hungría), ganó el Oso de Oro a la mejor película de la Berlinale. Se trata de una película sobre dos seres aparentemente inhabilitados para el amor, hasta que descubren que, noche a noche, comparten el mismo sueño.

La plata al mejor director fue para Kaurismäki, el preferido de la crítica con su historia de un sirio de Alepo al que las autoridades niegan el asilo, pero encuentra refugio entre una de esas constelaciones típicas en ese realizador, formada por ciudadanos de rostro impertérrito.

Otra plata, la del Gran Premio Especial del Jurado fue para "Félicité", el retrato de una mujer a la que nada detiene, una opción asimismo acorde con la vocación de cine reivindicativo de ese festival.

Publicidad